Imprimir en PETG 1

Al igual que el ABS y el PLA, imprimir en PETG, que es uno de los materiales más utilizados, es muy fácil para uso autónomo 0 profesional. Este material es muy popular en el mercado, ya que se puede encontrar en numerosos objetos cotidianos. Botellas de agua, fibras en prendas de vestir y hasta en envases de alimentos son claros ejemplos de ello. Por lo que si quieres saber algunos trucos e información para imprimir en PETG, ¡quédate, que empezamos!

El tereftalato de polietileno (PET) también se encuentra modificado con “glycol” por lo que se pasa a llamar PETG. El resultado de esta transformación, que se añade al material durante la polimerización, es un material más claro, menos quebradizo y más fácil de manejar.

El PETG tiene muy buenas propiedades para ser impreso en 3D. Algunas de ellas son:

  1. la rigidez, ya que es un material menos rígido que el PLA y el ABS. _Por lo tanto, tiene menos dificultad para poder deformarlo;
  2. la resistencia es muy buena. Soporta mejor los golpes y esfuerzos que el PLA y el ABS,
  3. mejor adherencia entre capa y capa de impresión por lo que se consigue más resistencia;
  4. la resistencia a la temperatura es uno de sus puntos fuertes. Aunque resiste algo peor la temperatura que el ABS, el PETG se empieza ablandar a los 80 °C.

¿Qué otras propiedades puede tener el PETG para imprimirlo?

Este material también tiene propiedades muy interesantes y útiles a la hora de utilizarlo. Entre otros, es apto para el uso alimentario. La FDA (la agencia estadounidense que regula los alimentos, medicamentos y cosméticos) ha aprobado su uso alimentario. Esta característica se vigila porque no se puede imprimir o almacenar este tipo de material en ambientes no controlados.

 

Imprimir en PETG 2

Por otro lado, encontramos que no solo tiene buena resistencia física, sino que también resiste bien a los ataques con ácidos y químicos. Todo ello  gracias a su estabilidad y resistencia química. También es un punto a su favor la transparencia, en su estado natural deja penetrar la luz en un 90 %. Así pues es apropiado para imprimir objetos transparentes o translúcidos.

En comparación con el PLA y el ABS, este material no emite ningún gas u olor a la hora de ser impreso. Por lo tanto, no es tan tóxico y puede ser utilizado en lugares cerrados. Y por último, encontramos un punto a favor en este material: puede ser reciclado en el contenedor amarillo.

¿Cómo debemos imprimir en PETG?

El PETG es un material muy fácil de manejar e imprimir. Se recomienda para uso autónomo en casa con impresoras 3D amateur. Hoy en día se puede conseguir distintos tipos de este material en diferentes páginas como Filament2Print que están especializadas en la venta de este y otros muchos materiales.

Este material se imprime de manera similar que el PLA, aunque tiene algunos parámetros diferentes. La temperatura de extrusión del PETG es de 220 °C – 250 °C algo más alta que en el PLA. Esto es debido a que se puede imprimir por debajo de los 235 °C; no es necesario un hotend 100 % metálico.

La superficie de impresión de este material debe estar caliente (entre unos 60 y 90 grados) sin llegar a las altas temperaturas que si necesita el ABS. Otra recomendación para usar este material es utilizar una fijación de laca en la base para que la primera capa de impresión tenga una buena adherencia.

Las impresoras 3D que imprimen este material no emiten ningún olor o gas tóxico. Su utilización en casa es mas sencilla.

Otra ventaja del PETG es que no tiene predisposición al warping, por lo la contracción térmica es muy reducida y da lugar a piezas con buenas dimensiones.

Imprimir en PETG 3

Consejos para imprimir en PETG

Aunque este material es muy sencillo de utilizar para imprimir, es recomendable tener en cuenta estos tres puntos de vista:

  1. mantener la temperatura del hotend entre 220 °C – 250 °C,
  2. la cama tiene que tener una temperatura de 60 a 90 grados, tener el ventilador encendido y, por último,
  3. mantener el material comprado en un lugar seco, ya que la humedad del aire puede alterarlo.

Esto se debe a que este material es higroscópico, por lo que es recomendable almacenarlo en bolsas de silicato. Cómo veis el PETG tiene mayor calidad que el ABS y una mayor facilidad de impresión que el PLA, por lo que tenemos un material fantástico para que utilicen de forma autónoma personas que no son profesionales en la impresión 3D.

El PETG es uno de los materiales más interesantes para impresión 3D. Combina las mejores características de los dos plásticos más populares: propiedades mecánicas superiores a las del ABS y la facilidad de impresión y acabado del PLA. Elígelo para tus piezas más resistentes o cuando necesites soportar el ataque de productos químicos.

Y ahora que ya tienes más información sobre el PETG:

¿Crees qué es mejor utilizar este material que el PLA o el ABS en tu impresora?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *