Imprimir en ABS 1

El mercado de las impresoras 3D no deja de crecer en todas partes del mundo. Encontramos artículos de diferentes revistas, medios digitales y web de venta que nos hablan de este tema y de su realización. No conocemos realmente cuál es el material más útil para nuestra impresora, qué ventajas e inconvenientes encontramos en su impresión, ni la calidad-precio … Por todo esto necesitas leer este artículo y sacarle el mayor partido a imprimir en ABS.

En el mercado podemos  encontramos cientos de materiales de diferentes características, calidades y estados (polvo, filamentos, bolas, gránulos, resinas, etc.). Algunos de los más conocidos y utilizados en el mercado son:

  1. PLA (ácido poliláctico),
  2. Nailon (poliamida),
  3. WPC (compuestos de madera y plástico)
  4. y el ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) entre otros.

Este último material, el ABS, es uno de los que carece más importancia gracias a su uso común en el mercado de la impresión 3D. El ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) es un plástico derivado del petróleo  de gran resistencia. Tiene una temperatura de fusión de entre 230°C y 260°C. Es muy usado en procesos de fabricación actuales como carcasas de electrodomésticos, piezas de lego, componentes de automóviles, contenedores de líquidos calientes… Los productos fabricados con este material resultan muy resistentes y duraderos, pero no irrompibles.

 Ventajas e inconvenientes de imprimir en ABS

Algunas ventajas que podemos encontrar en el ABS son su barata producción:

  1. ligereza,
  2. reutilización,
  3. gran resistencia hacia los golpes y
  4. facilidad a la hora de trabajar con él, ya que se puede moldear, soportar deformaciones y ofrecer una gran resistencia térmica.

Es un material que se puede lijar y perforar, al igual que es muy resistente a ataques químicos.

Mientras que los inconvenientes más destacados de este material son:

  1. produce gases nocivos por lo que no se puede realizar en sitios completamente cerrados,
  2. variedad de colores es más escasa respecto a otros tipos de materiales de impresión 3D
  3. se necesita trabajar sobre una base o área caliente para poder imprimir la estructura, ya que así se crea una buena adherencia y se evita que se combe, cosa que no pasa con otros materiales.

A la hora de imprimir, encontramos una dificultad media dependiendo el objeto que se quiera imprimir. Es necesaria cierta experiencia en 3D. La contracción de este material es más rápida que otras por lo que tiende a desquebrajarse en condiciones demasiado frías.

El efecto warping también es un inconveniente en el ABS. Si la base donde se trabaja no está a una temperatura elevada las esquinas de la figura tienden a levantarse. Este dato no solo pasa con este material.

En referencia al precio, encontramos diferentes cantidades dependiendo del peso y calidad que tenga el material. Actualmente en el mercado encontramos muchísimas variedades, pero, comprar barato sale caro. Es recomendable que el precio ronde unos 15 euros / kg, ya que así te aseguras un buen resultado.

Imprimir en ABS 3

¿Qué tipo de ABS funciona mejor?

Actualmente en el mercado encontramos diferentes tipos con los que imprimir en ABS como son: Basic, Smartfil, Premium y Especiales. Son fabricados por empresas como Filament2Print. Cada uno de ellos varía en diferentes características aunque sigue siendo el mismo material.

El ABS Basic es un filamento de alta calidad que se adapta a todos los bolsillos, ya que tiene una calidad-precio muy buena. Su precio ronda los 20 euros / kg y lo encontramos en gran variedad de colores.

Para continuar seguimos con el ABS Smartfil, otra variedad que se diferencia de la anterior por su mayor facilidad a la hora de imprimir. El motivo es por llevar un aditivo que consigue que se pueda imprimir a menos temperatura. Al igual que el anterior su precio ronda los 20 euros / 750 gr pero la variedad de color es menor.

Imprimir en ABS 2

También encontramos el ABS Premium, un filamento de muy alta calidad que garantiza una gran precisión de las dimensiones (tolerancia y redondez) y sin ningún tipo de impureza. Otro dato a tener en cuenta con este tipo de ABS es que el color sigue los códigos RAL y Pantone.

Y por último, tenemos el ABS Especiales que son unos filamentos que han sido aditivados para garantizar mejoras específicas: ABS H.I que es un 40 % más resistente a los golpes, el ABS FIREPROOF que es ignífugo y de auto-extinción y el ABS Medical Smartfil que está diseñado para aplicaciones médicas. Estas variedades van desde los 27 euros hasta los 45 en una bobina de 750 gr.

Consejos para imprimir en ABS

El ABS puede imprimirse de manera más fácil gracias algunos consejos que resulta conveniente realizar para tener una impresión eficiente.

El extrusor debe tener una temperatura de 235°C, al igual que la temperatura de cama debe ser de 60 grados para piezas pequeñas y de 80°C para piezas grandes.

Por otro lado, está prohibido utilizar ventiladores de capa para imprimir en ABS. También se aconseja que se realice la impresión en ambientes calefactados o que la impresora 3D tenga cerramiento hermético. Esto hace que se mejore el acabado de la pieza. Igual se recomienda en zonas bien ventiladas a causa de los gases nocivos que desprende este tipo de material.

Y por último, tened en cuenta que en algunos colores la temperatura puede variar. En colores oscuros es mejor aumentar la temperatura óptima de unos 3 a 5 grados centígrados.

Y ahora que ya sabes un poco más de este material, ¿quieres utilizarlo en tu impresora?

Imprimir en ABS 4

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *